Bajar de peso después de Navidad, ¡Adiós Roscón!

¡Feliz año a todos/as! 

Como ya han pasado los roscones, polvorones y todo lo acabado en ONES, he decidido escoger esta temática, porque es la época en la que se notan esos kilos de más que hemos ganado, y qué mejor manera de empezar el año, que levantando peso, y fortaleciendo nuestro cuerpo y nuestra mente.

No sabemos qué nos deparará este año, pero, si empezamos con energía y fuerza, mejor asumimos nuestros retos. Uno de los grandes deseos es la bajada de peso, quemar grasa o simplemente tonificar, realmente es más o menos lo mismo, porque eliminando la grasa tonificamos, salen a la luz esos músculos que creíamos que no estaban, y sí, estaban ahí esperándonos.

En general, me gusta la energía con la que empezamos, el año para los propósitos, pero hay que ser consecuente, e ir con cabeza, porque la mayoría de los abandonos, es debido a que nos marcamos metas muy altas, conviene siempre ir de la mano de un profesional que nos pueda guiar.

Recomendaciones:

Elimina alimentos procesados

Un buen comienzo es eliminar todo aquello que no sea “natural”. Para ello podemos aplicar la siguiente regla: todo lo que venga envuelto en plástico, evitarlo. Por supuesto hay excepciones (atún en lata, verduras que ya vienen en bolsas, legumbres, etc.). A lo que me refiero es que cuanto más natural y menos procesado, mejor. 

Come más proteínas y verduras.

Empieza por comprar más pollo, carne, pescado azul y blanco, etc. Si quieres optar por la opción vegana, puedes aportar buena fuente de proteínas con legumbres, tofu, etc. A todo esto, hay que aportar mucha verdura. Que por lo menos la mitad del plato sea verdura. 

Muévete (cuanto más, mejor).

No sólo debemos centrarnos en la alimentación. Un pilar fundamental es el movimiento. Empieza por incrementar los pasos diarios que realizas. Por ejemplo, si tienes que volver al trabajo o a la universidad y utilizas el transporte público, empieza por bajarte una parada antes de la tuya, así te aseguras unos pasos extras. En cambio si vas en tu propio coche, una buena idea es aparcar un poco más lejos de lo habitual. Otro consejo muy útil: no uses el ascensor; utiliza siempre las escaleras, y que no sean escaleras mecánicas. (ojo! si vives en un décimo piso o más, puede que no te compense).

No te obsesiones

Por mucho que hayas comido durante estas navidades, no quieras correr más de la cuenta a partir de ahora. Te recomiendo que vayas poco a poco pero con constancia. Lo más importante de todo el proceso para volver a estar fuerte y sano es la adherencia y no crear una mala relación con la comida. De nada te servirá querer correr demasiado u obsesionarte para que acabes frustrado y desanimado, y sobretodo, creando unos malos hábitos y una mala relación con la comida. 

Realiza ejercicios de fuera

Un punto extra y muy aconsejable es que realices ejercicios de fuerza: levantamiento de pesos y musculación. Si ya lo hacías, perfecto, retoma el buen hábito. En cambio, si nunca has realizado ejercicios de fuerza o has asistido a gimnasios, te recomiendo que empieces cuanto antes. Numerosos estudios científicos demuestran que ejercitar la masa muscular es beneficioso para la salud y para la esperanza de vida. Te recomiendo encarecidamente que lo pruebes, probablemente te enganches! Una buenísima opción y muy divertida y motivadora es la halterofilia. Y para mujeres también!

Espero que os hayan servido de ayuda estos consejos. Y recuerda, lo más importante de todo: tienes que disfrutar del camino. 

1 comentario en «Bajar de peso después de Navidad, ¡Adiós Roscón!»

Deja un comentario