La mujer en la Halterofilia

Hoy voy a hablar de la mujer en la halterofilia, ya que históricamente, ha venido de mano de la figura masculina, en la actualidad, como es de esperar, la mujer se incorpora a la halterofilia.

Algunas mujeres, piensan que haciendo halterofilia van a verse grandes y musculadas, como en general con el resto de deportes de fuerza, para ello recomiendo ver la sección de beneficios de la halterofilia, en donde podemos encontrar múltiples motivos para practicar este deporte.

Poco a poco ha ido ganando adeptas este deporte, en parte se ha utilizado para mejorar potencia en otros deportes, como parte del entrenamiento, y también se combina como ejercicio en Crossfit, lo que ha hecho que sea más conocido, y se abra más al mundo.

Soraya Jiménez MendivilSoraya Jiménez Mendivil, deportista mexicana de halterofilia, ganadora del Oro Olímpico en Sidney 2000, aunque nuestro referente más reciente en España es Lydia Valentín, ganadora de múltiples medallas, entre ellas el oro olímpico de Londres 2012.

Como han demostrado ellas, la mujer es tan capaz como un hombre de ejecutar este deporte sin ningún problema, podemos ver las diferentes categorías, en la sección de reglamento.

La diferencia es el peso de la barra, la de mujeres pesa 20 kg con mordazas incluidas. En cambio, la barra de halterofilia para hombres pesa 25 Kg, La barra olímpica masculina mide 2,20 metros de longitud mientras que la femenina mide 2,10 metros.

En definitiva, tanto la halterofilia como los ejercicios de fuerza, hace ganar fuerza a una mujer, abandonando la idea de verse musculada, atreviéndose a romper barreras de levantar peso, ganará confianza en sí misma.  Un cuerpo que practica ejercicios de fuerza, cambia de manera más significativa que, uno que solo hace cardio, está bien combinar los dos ejercicios, pero los de fuerza hacen que se elimine grasa y ganes músculo.

Cuando eres fuerte por fuera, también pasas a ser más fuerte por dentro.

[anuncio_b30 id=1]

Deja un comentario